El Movimiento Contra el Paro y la Precariedad advierte sobre el uso selectivo de datos estadísticos en relación al mercado laboral.

El Movimiento Contra el Paro y la Precariedad advierte sobre el uso selectivo de datos estadísticos en relación al mercado laboral.

Este colectivo señala el aumento global de los contratos precarios y la creciente dificultad de las familias para llegar a fin de mes.

Presentarán a la Mesa del Congreso una ILP estatal  por la Renta Básica.

Tras la eufórica salida a la luz de los datos sobre Paro Registrado que ofrece mensualmente el SEPE (antes INEM), el Movimiento Contra el Paro y la Precariedad advierte de lo que llaman un “maquillaje estadístico”.

Este colectivo señala que, si bien los datos sobre Paro Registrado ofrecidos sobre diciembre de 2013 anuncian una disminución del número de desempleados en 147.385 personas, este dato no refleja la realidad de la situación de la población española, sin ser tenido en cuenta su contexto.

Así, este movimiento social señala que el 93,6% de los contratos realizados denotan símbolos de precariedad ligada a la temporalidad. Además, advierte que la tasa de cobertura global de las prestaciones y subsidios por desempleo, ha experimentado una disminución superior a la del paro registrado. En total, noviembre de 2013, este tipo de prestaciones cubrían a un 62% de las personas en situación por desempleo. Esto es un 3% menos de lo que lo hacía en 2012.

El Movimiento Contra el Paro y la Precariedad señala también la necesidad de esperar a los datos de la población ocupada y del número de inscritos en el SEPE. Asimismo hace una llamada de atención sobre el flujo migratorio, el cual, en el primer semestre de 2012 ya registraba un aumento de la emigración superior respecto de la emigración en más de 10.600 personas.

Por otro lado, este colectivo recalca que el número de personas en riesgo de pobreza alcanzaba una cifra superior al 22% en el Estado español. Según el Informe de Calidad de Vida del INE, durante 2013 continuaba el aumento continuado de personas que llegan con dificultad (y con mucha dificultad) a fin de mes.

Por último denuncia que los datos ofrecidos por el Paro Registrado deja atrás a aquellas personas que, entre otras, perciben rentas agrarias, aquellos que demandan un empleo por tiempo parcial o que, por algún motivo, no muestra una disponibilidad inmediata. Por ello, esta estadística muestra datos muy inferiores al desempleo recogido en la Encuesta de Población Activa (EPA).

Ante esta situación, el Movimiento Contra el Paro y la Precariedad, que nació en julio del pasado año, está ultimando detalles y recogiendo apoyos para la presentación de una Iniciativa Legislativa Popular ante la Mesa del Congreso el próximo día 15 de enero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *